Blog

Bajo la túnica púrpura de Stanley J. Weyman

Esta semana disfrutaremos con una nueva reseña de Dani A. Díaz quien, para esta ocasión, nos comenta la novela Bajo la túnica púrpura, de Stanley J. Weyman, autor clásico, inglés, ahora olvidado. ¿Las has leído?

Bajo la túnica púrpura, de Stanley J. Weyman

Reseña de Dani A. Díaz

 

¡EN GUARDIA!

Los aficionados al género de capa y espada estamos de enhorabuena. Don Alfredo Lara, el mejor librero de España, ha concebido y lanzado una maravillosa colección que hará gotear los colmillos.

El volumen número cinco lleva por título “BAJO LA TÚNICA PÚRPURA” con la firma de STANLEY J. WEYMAN, un perfecto desconocido en el mundo actual, pero que en vida alcanzó fama y gloria equiparables a Alejandro Dumas, es decir, palabras mayores.

Tras su muerte y de manera injusta, su portentosa obra cayó en el olvido. Disfrutamos ahora de una estupenda oportunidad para rescatarla y, lo más importante, saborearla con fruición.

Prosa elegante, fluida y armoniosa

Porque, y esta es la primera de sus bondades, esta novela se paladea merced a una prosa elegante, armoniosa, fluida, y un ritmo apasionado y trepidante. No habrá tregua para el lector desatándose continuos conflictos bélicos o del corazón.

Los personajes, pocos y escogidos para que no se difuminen, están trazados de manera soberbia y no solo en el aspecto físico o en el desarrollo de sus acciones, sino que se profundiza en sus almas, conciencias, inquietudes y remordimientos.

Escenas de entrechocar de aceros conviven con vibrantes diálogos o confesiones atormentadas.

La introspección psicológica es uno de los baluartes en los que descansa ese perfecto acabado de nuestros protagonistas.

Ambientación

Una segunda piedra angular es el meticuloso trabajo de ambientación (apoyado en numerosas horas de estudio y búsqueda de archivos) de tal manera que nos sumergimos con naturalidad y eficacia en la época de la narración, en este caso la Francia de Richelieu en el siglo XVII.

La figura del Cardenal, uno de los protagonistas, está sabiamente configurada emanando la sensación de poder, dominio e inteligencia superior que le caracterizaba. Su egregia presencia eleva el tono sobresaliente que ya posee de por sí el texto ofrecido.

Escenarios y atmósferas

Una tercera baza la constituyen los diferentes escenarios y las atmósferas que los definen:

  • ambientes tabernarios con partidas de cartas, brindis, pullas y retos;
  • lances de honor en fachadas traseras de iglesias;
  • lobreguez de los calabozos;
  • antesalas, despachos, ujieres y correveidiles;
  • la campiña francesa entre París y las tierras del sur;
  • el paisaje embrujador de la comarca del Bearn con los majestuosos Pirineos trazando una inexpugnable frontera;
  • tiernas declaraciones en íntimos jardines;
  • sórdidas posadas;
  • abruptas colinas e impetuosos torrentes;
  • persecuciones nocturnas a través de colinas, desfiladeros y cascadas…

Y, por supuesto, el núcleo de la trama: Gil de Berault, el héroe de la función, es encargado de detener a un noble sublevado y traerlo a la capital, una misión compleja y plagada de peligros y dificultades.

Su figura despierta recelos y sospechas en las gentes del lugar, fieles a la presa en búsqueda y captura.

Tensión y personajes secundarios

La tensión se palpa en el ambiente a través de personajes que no por su carácter de secundarios dejan de ser fundamentales: un mesonero taciturno, un criado mudo, dos oficiales de dragones… Cada paso es vigilado y habrá que reunir razonamiento y coraje para salir airosos.

Al lector solo le resta dejarse llevar por el ritmo al que le somete el autor británico, un caudal de emociones arrebatadoras, escenas caballerosas, momentos de suspense, galopadas, disparos de pistolones, cruce de estoques, escondites secretos y misivas esclarecedoras.

Un verdadero festín que cautiva, maniata y enamora

Si el contenido es brillante no le va a la zaga el continente: tapa dura, excelente cosido, colorista y evocadora portada y, faltaría más, el sabroso prólogo al que nos tiene malacostumbrados el bueno de Alfredo.

Nos plantea las fuentes del género, su desarrollo, las figuras preeminentes y las características más destacadas. Nombres ilustres como Conan Doyle, Stevenson, Sabatini o Feval salpican una introducción que es un tesoro en sí misma.

En resumen…

No debemos concluir sin señalar dos curiosidades: se citan las montañas astures y se advierte de dos descuidos de “racord” del autor.

Además, entre las doscientas cincuenta páginas que componen el volumen, podremos admirar hermosas ilustraciones de Richard Caton Woodville Jr., uno de los artistas más emblemáticos de la Inglaterra victoriana.

¡Ensillad ya vuestro corcel y galopad a la librería más cercana!

¡Desenvainad floretes si es necesario, voto a bríos! ¡Una joya literaria os aguarda!

¡Gracias, Alfredo, por rescatarnos estas maravillas!

El autor

Stanley John Weyman fue un escritor inglés de romance histórico. Sus obras más populares fueron escritas en 1890-1895 y ambientadas en la Francia de fines del siglo XVI y principios del XVII. Si bien tuvieron mucho éxito en ese momento, ahora están en gran parte olvidadas.

Datos del libro

Bajo la túnica púrpura de Weyman

 

Diábolo ediciones

2021

260 páginas

17,05 €

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *