Blog

Royal Flash de George Macdonald Fraser

Royal Flash de GEORGE MACDONALD FRASER-reseña-Dani

Este sábado disfrutaremos con una nueva reseña de Dani A. Díaz, quien nos comenta la novela de George Macdonald Fraser,  Royal Flash. ¿La has leído?

Royal Flash, de George Macdonald Fraser

Reseña de Dani A. Díaz

 

SI NO EXISTIESE FLASHMAN… ¡HABRÍA QUE INVENTARLO!

Uno de los libros que mejor sabor de boca me dejó el curso pasado ha sido el que abría la saga de este personaje legendario, una suerte de espía inglés decimonónico, cínico, fanfarrón, cobarde y mujeriego.

En su haber, qué él mismo admite sus escasas cualidades y reconoce el temor que siente en combate prefiriendo los placeres de la vida, sobremanera las batallas de alcoba.

Una sabia mezcla de aventura, humor y épica deja a los lectores entusiasmados y anhelantes por repetir. Así, no pude esperar más tiempo para disfrutar con el segundo tomo de sus andanzas: “ROYAL FLASH”.

Aventura, humor y épica

En la presente ocasión nuestro héroe se traslada al centro del continente, a la Prusia, donde comienza a descollar la egregia figura de Otto von Bismarck.

Títere de las intrigas subterráneas por la anexión de territorios y la lucha por el poder en Europa, se verá embarcado en una misión de alto riesgo: suplantar por su increíble parecido físico a un príncipe danés que se va a casar con la heredera del ducado de Strackenz, una pequeña provincia del norte alemán lindante con los territorios de Schleswig y Holstein destinados a desempeñar una historia dramática.

Acción

A partir de ese momento la trama se desboca:

  • lecciones cortesanas,
  • progresivo enamoramiento de la joven pareja,
  • ovaciones de la muchedumbre,
  • suspense por si alguien descubre el engaño,
  • sorpresas de última hora,
  • persecuciones a caballo,
  • duelos a espada,
  • incursiones en fortalezas inexpugnables,
  • robo de joyas,
  • graciosos equívocos,
  • inteligentes arpías,
  • rebeliones del populacho,
  • huida en carruajes…

Prosa rítmica, vivaz, evocadora…

Todo ello engarzado con una prosa vivaz, atractiva, evocadora, rítmica, de tal modo que las páginas se suceden con febril fluidez y exquisita delectación; de esos libros que se paladean, disfrutan y da pena terminarlos.

Antes de llegar a la trama principal se nos regalará un tercio de delicioso vodevil con atmósferas muy logradas de francachelas nocturnas en Londres, redadas policiales, fugas por intrincadas calles, clubes ingleses, éxitos teatrales, murmuraciones en los palcos, venganzas femeninas…

Lola Montes

Son páginas dedicadas a una mujer excepcional, Lola Montes, bailarina y cortesana que se convertirá en la amante del rey Luis I de Baviera; aunque presentada como artista española, su origen es irlandés.

Su auge y caída son descritas con una destreza tal que nos convertiremos en testigos directos de los suspiros que causaban sus danzas y de su majestad cuando abandona el palacio muniqués, abriéndose paso con dignidad y desafío entre la turba antes vociferante y ahora rendida a sus pies.

El “Canciler de Hierro”

Conoceremos de primera mano al “Canciller de Hierro”, invitado a una fiesta de caballeros británicos, donde demostrará sus habilidades como jinete y púgil.

Sabrá rodearse de unos esbirros inolvidables, Rudi von Starnberg a la cabeza, un personaje carismático que entronca con el mítico Rupert de Henzau de “El prisionero de Zenda”.

Son muchas las semejanzas con la famosa novela de Anthony Hope e, incluso, se le rinde una especie de homenaje en el epílogo.

GEORGE MACDONALD FRASER

No tengo frescas las aventuras acaecidas en Ruritania, pero tengo la impresión de que la obra de GEORGE MACDONALD FRASER vence con claridad merced a ese cóctel de humor (se llega a la sonora carcajada) y ritmo de capa y espada desenfrenado.

Amén del entretenimiento garantizado, el texto se salpica con notas históricas didácticas (una intervención callejera de Karl Marx, las reuniones clandestinas de Los Hijos de los Vonsulgos…), o nombres de cargada fuerza evocadora (Garry Owen, British Grenadiers o Scaramouche).

Adictivo

Excelente ambientación, cambios de escenario, ingeniosos diálogos, trepidante acción, suspense a raudales y rigor documental contribuyen a dotar de entidad a una novela que gustará a todos los públicos, pero que nos obliga a una advertencia… ¡Su carácter adictivo!

Los lectores querrán más dosis de Flashman cuanto antes. En lontananza se vislumbra Balaclava, Little Big Horn, Isandlwana… ¡Me gotea el colmillo!

Edición especial

Tal deslumbrante contenido merece un continente adecuado, así que Edhasa no escatima medios con un diseño que entra por los ojos: tapa dura, elegante portada, papel de calidad, mapa de la época y figura militar abriendo cada capítulo.

Gracias, maestro, por regalarme tantos ratos felices.

Flashman… ¡Siempre!

 

El autor

George MacDonald FraserEscritor británico nacido en Carlisle el 2 de abril de 1925 y fallecido en la Isla de Man el 2 de enero de 2008. De padres escoceses, fue educado tanto en su localidad natal como posteriormente en Glasgow.

Durante la Segunda Guerra Mundial se alistó en el Border Regiment. Fue ascendido a cabo cuatro veces debido a su degradación por faltas menores en tres ocasiones, una de ellas por perder una tetera.

Años más tarde relataría todo lo ocurrido en el libro autobiográfico Quartered Safe Out Here (1992), ambientando en la Campaña de Birmania.

Tras la guerra se incorporó a los Gordon Highlanders, otro cuerpo del Ejército, con los que sirvió en Oriente Próximo y el norte de África.

Tras abandonar el ejército trabajó como periodista y, tras conocer la fama como novelista, sobre todo gracias a su serie de novelas históricas protagonizadas por Harry Paget Flashman, también fue el autor o adaptador de guiones cinematográficos tales como Los tres mosqueteros (1973) y Octopussy (1983), entre muchos otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *