Blog

Un drama en el océano pacífico de Emilio Salgari

Un drama en el océano pacífico de Salgari-reseña-Dani

Este miércoles vamos a degustar una nueva reseña de Dani A. Díaz, quien se adentra en la novela Un drama en el océano pacífico, de Emilio Salgari, quizá no tan conocida ¿La has leído?

Un drama en el océano pacífico

de Emilio Salgari

Reseña de Dani A. Díaz

 

TREPIDANTE AVENTURA MARINERA

(Dedicado a Carlos Aguado “Capitán Yáñez”)

El escritor italiano EMILIO SALGARI es mundialmente conocido por sus sagas de Sandokán (“El tigre de Malasia”), El Corsario negro y El capitán Tormenta junto al León de Damasco.

Por fortuna, para sus legiones de seguidores no se contentó con esos senderos de gloria literaria, sino que abrió muchos más caminos, resultando ingente su producción para sobrevivir a una maltrecha economía.

Novela marítima

“UN DRAMA EN EL OCÉANO PACÍFICO” se revela como un magnífico ejemplo de novela marítima, enganchando al lector desde el primer párrafo y no dando tregua hasta la conclusión, con un envidiable ritmo narrativo, vivaces diálogos y sucesión de escenas impactantes.

Un velero mercante (el “Nueva Georgia”) recoge a un náufrago en medio de una tempestad y a partir de ese momento se masca la tensión, pues su comportamiento huidizo y miradas recelosas hacen concebir sospechas de haber salvado a un fugado de una isla-penal.

Suspenso…

Lo sabremos a los pocos capítulos, no así el bondadoso capitán, su hija y resto de tripulación, por lo que el suspense se acentúa hasta un grado difícil de soportar.

El evadido no representa la única amenaza que se cierne sobre los protagonistas, siendo abundantes los episodios de peligro y zozobra: estallido de terribles tormentas, olas gigantescas, vientos desatados, traicioneros arrecifes, archipiélagos poblados de tribus antropófagas… ¡Incluso una docena de tigres que permanecen en la bodega como exótico cargamento!

La pericia del autor

El autor sabe salpicar el texto con la dosis justa de terminología marinera (bauprés, mesana, trinquete, arboladura…) logrando plena ambientación sin que el lenguaje resulte críptico para los no avezados.

Otro gran acierto (y que encierra un enorme caudal didáctico) es la profusión de pequeñas digresiones que lejos de suavizar el clímax, lo complementan:

  • el uso del aceite para calmar la fuerza del oleaje,
  • el curioso fenómeno de fosforescencia causado por millones de moluscos a la deriva,
  • la emigración de pequeñas arañas,
  • el curioso animal birgus latro (cangrejo de los árboles),
  • el uso de castigos corporales a bordo (con el mítico gato de nueve colas),
  • famosos incendios de barcos,
  • el canibalismo a lo largo de la Historia (y no solo en tribus salvajes e incivilizadas),
  • la dramática expedición del navegante La Pérouse,
  • los problemas de superpoblación mundial (revelándose Salgari como un conspicuo profeta)…

Personajes ricos y cautivadores

Los personajes están muy bien trazados tanto el villano de la función, su lugarteniente y secuaces como el experimentado lobo de mar, su hija, el viejo timonel y otros tripulantes: no son meros arquetipos ni figuras planas, sino que sus perfiles psicológicos son ricos y cautivadores.

Situaciones límite

Al lector no se le concederá cuartel, viéndose sometido a múltiples situaciones límite:

  • pelea en las cofas,
  • motines,
  • asesinatos,
  • naufragios,
  • expediciones de rescate,
  • combates contra canoas de antropófagos,
  • asalto a poblados,
  • persecuciones,
  • lucha con los grandes felinos,
  • exploración de cuevas, tifones…

¡Se siente la fuerza del viento, la furia de los elementos y el crujido de las cuadernas!

Ritmo frenético

El ritmo es frenético, cinematográfico, de muchos nudos y la prosa muy aseada, rica en vocabulario y enseñanzas de todo tipo: geografía, fauna, flora, descubrimientos, costumbres de los isleños…

Gustará a todos los públicos y hechizará tanto a los amantes de las novelas marineras como a los entusiastas y fervorosos admiradores de un escritor que acompañó nuestros sueños juveniles y que aún hoy no deja de sorprendernos y fascinarnos.

Fantástica edición

Un drama en el océano pacífico de Salgari

En mi caso concreto disfruté este título en la maravillosa colección de tebeos Joyas Literarias Juveniles (¡cuánto ha de agradecer mi generación a la editorial Bruguera!).

Ahora tuve la bendita oportunidad de confirmar las antiguas buenas vibraciones con una edición muy cuidada del Club Internacional del Libro: tapa dura, papel de calidad, evocadora portada, un prólogo analizando vida y obra del autor, diseño interior atractivo… ¡Y cada número de página rodeado de una concha marina!

Una joya de coleccionista que brillará en las bibliotecas más exigentes.

¡Embarcaos ya en una excelente aventura!

Gracias, maestro, por tantos ratos de emoción.

 

El autor

Emilio SalgariEmilio Salgari (Verona, 1863 – Turín, 1911) Escritor italiano, autor de numerosas novelas de aventuras que han gozado siempre de gran éxito, sobre todo entre el público juvenil, por el dinamismo casi cinematográfico de la acción, que evoca sugerentes atmósferas fantásticas y épicas.

Inició sus estudios en el instituto técnico y naval de Venecia, aunque no llegó a terminarlos. En ese período sus experiencias como hombre de mar se limitaron a breves excursiones a lo largo de las costas del Adriático.

En 1882 regresó a Verona, donde organizó una biblioteca ambulante y se dedicó al periodismo.

Sus primeras producciones literarias fueron pequeñas composiciones líricas, relatos breves y memorias, pero un año después se inició en la novela con I selvaggi della Papuasia (1883), publicada por entregas en el periódico milanés La valigia.

Intensa actividad

Dio comienzo así a una intensa actividad que le llevó a publicar 130 cuentos y 85 novelas, que desde el primer momento obtuvieron gran acogida pública y han sido traducidas a muchísimas lenguas.

En 1892, después de casarse, se trasladó a Turín y escribió La cimitarra de Buda (1892), Los pescadores de ballenas (1894) y Los misterios de la jungla negra (1895).

[…]En el primero destacan precisamente Los piratas de la Malasia (1896), Los dos tigres (1904) y El rey del mar (1906), relacionados entre sí a través de populares personajes como Sandokán, Yañez o Kammamuri, mientras que en el segundo sobresalen El corsario negro (1899), La reina del Caribe (1901) y Yolanda, la hija del corsario negro (1905).

Gran imaginación

Demuestran estos libros su férvida imaginación, capaz de dar vida a personajes y héroes que, en sus aventureras empresas, encarnan los sentimientos más elementales, como la justicia, el honor, la amistad o la defensa de los débiles.

Lee aquí la biografía completa de Salgari

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *