Blog

Los misterios de París de Eugéne Sue

Los misterios de París de Eugéne Sue-reseña-Dani

Esta semana disfrutaremos con la reseña de la novela Los misterios de París, de Eugéne Sue (Eugenio Sue).  ¿La conoces?

Los misterios de París, de Eugéne Sue

 

Reseña de Dani A. Díaz

 

LA QUINTAESENCIA DEL FOLLETÍN

Muy popular en la Francia decimonónica, el folletín consistía en la publicación de obras literarias por entregas junto con los periódicos.

Detalles…

En cuanto a los argumentos, abundaba lo trágico, dramático, intenso, y exagerado.

Los capítulos finalizaban con un momento emocionante, una revelación asombrosa, un giro de tuerca inaudito…, todo ello para fidelizar al lector y animarlo a que siguiera adquiriendo los próximos ejemplares.

Nombres célebres como Alejandro Dumas, Ponson du Terrail o Paul Feval van asociados a este fenómeno. Pero sin duda, uno de los pistoletazos de salida lo dio EUGENE SUE con su novela LOS MISTERIOS DE PARÍS.

Estructura

Desde el arranque y a lo largo de ochocientas trepidantes y apasionadas páginas el lector no conocerá tregua siendo zarandeado por un torbellino de sentimientos y situaciones que van a galope tendido.

El personaje central, Rodolfo, es un príncipe alemán filántropo que pondrá su persona y fortuna al servicio de los más débiles y desfavorecidos; para ello no dudará en disfrazarse de humilde artesano para rescatar del lodazal a aquellas personas que han sufrido crueles humillaciones, torturas físicas o morales, y el abuso de seres sin escrúpulos ni conciencia.

Subtramas

Las sucesivas historias se van entrelazando lo que obliga, eso sí, a una lectura atenta y reposada domeñando al corazón que luchar por salir desbocado del pecho.

Se suceden altercados en tabernas, confesiones angustiosas, evocaciones de la infancia, huérfanos desvalidos, intrigas cortesanas y adulterios aristocráticos. Pero también pactos de rufianes, raptos de jóvenes, suicidios por honor, piratas de río, infames letrados, secretos de familia, motines carcelarios, letras devueltas, amenazas de prisión, intentos de asesinato, pasiones enfermizas, nobles sacrificios, amores soterrados, agonías hospitalarias, salvaciones sobre la campana, muertes en el cadalso, matrimonios felices, alegrías efímeras, toma de hábitos, dolores desgarradores… ¡un pantagruélico festín!

Descripciones

Uno de los grandes aciertos del escritor galo radica en describir con igual precisión los detalles de los ambientes palaciegos: lacayos con librea, postillones, pelucas empolvadas, trajes suntuosos, fiestas deslumbrantes…; al igual que describe a la perfección los bajos fondos parisinos: semblantes abotargados, aliento a alcohol, míseros ropajes, escenarios hediondos, almas negras…

La pura narración no esconde algunas interesantes reflexiones morales, propias del socialismo utópico de la época: moradas adecuadas para los locos, la erradicación de la pena de muerte, el premiar públicamente a los justos para dar ejemplo y no solo centrarse en el linchamiento de los criminales…

En resumen…

Una novela, en suma, con profusión de personajes, cambios de escenario, emociones a flor de piel, ritmo ágil y sostenido, sorpresas por doquier y un final inesperado que dejará al lector traspuesto.

Lo dicho, la quintaesencia del folletín. ¡Gracias, maestro Sue!

El autor

eugenesue(Marie-Joseph Sue, París, 1804-Annecy, 1857) Escritor francés. Ejerció de médico en la marina de guerra hasta que la muerte de su padre le procuró una herencia que le permitió dedicarse a la literatura.

Sus primeras obras son novelas de aventuras marineras (Kernoch el pirata, 1830; Atar-Gull, 1831; Le Salamandre, 1832) y de ambiente mundano (Lautréamont, 1837; Arthur, 1838; El marqués de la Létorière, 1839; Mathilde o Memorias de una joven, 1841).

No obstante, la inmensa popularidad de que gozó se debió a sus novelas de corte folletinesco: Los misterios de París (1842-1843) y El judío errante (1844-1845)-, cuyos rasgos definitorios se aprecian también en sus obras posteriores (Martín el expósito, 1847; Los siete pecados capitales, 1847- 1849).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *