Los cautivos del bosque de Frederick Marryat

Reseña de Los cautivos del bosque

Los cautivos del bosque,

de Frederick Marryat

reseñado por Daniel A. Díaz Menéndez

 

Datos libro

Los cautivos del bosque

 

Título: Los cautivos del bosque

Autor: Frederick Marryat

 

Puedes leer gratis esta novela en cervantesvirtual.com

 

 

 

 

Sinopsis

Frederick Marryat escribe Los cautivos del bosque en 1847, novela que ambienta en tiempos de la Guerra Civil Inglesa y la Mancomunidad de Naciones.

Los hijos del Coronel Beverley, un oficial de caballería fallecido en la Batalla de Naseby, parece ser que han muerto cuando su casa en Arnwood es incendiada por soldados parlamentaristas, es decir, favorables al Parlamento de Inglaterra frente al Rey. Sin embargo, logran escapar y son salvados por Jacob Armitage, guardabosques, en su casa de campo en el New Forest, una zona en el sur de Inglaterra que incluye grandes extensiones de campo de pastura, arbustos y bosques antiguos.

Opinión

AVENTURAS DURANTE LA GUERRA CIVIL INGLESA

¿Recordáis aquellos maravillosos tebeos de nuestra infancia, los míticos Joyas Literarias Juveniles?

Supusieron el despertar a la lectura de toda una generación. Grandiosos tiempos en los que los jóvenes cachorros se familiarizaban con nombres como: Julio Verne, Emilio Salgari, Walter Scott, Charles Dickens, Daniel Defoe, Arthur Conan Doyle, Karl May, Edgar Allan Poe…

Entre tanto nombre insigne me gustaron mucho dos títulos de un escritor menos conocido: Capitán Frederick Marryat. Uno de ellos, Los cautivos del bosque (ya en formato libro), me acompañó esta última semana de confinamiento. ¡Volví a revivir las vicisitudes de los cuatro huérfanos que sobreviven en una cabaña hasta que cesa la tormenta política de los tiempos de Cronwell!

No estamos ante lo que los intelectuales denominan «alta literatura» pero el autor británico sabe manejar los resortes del entretenimiento puro. En la primera parte de la novela afloran ecos de robinsones describiendo el progresivo aprendizaje de los protagonistas para transformar un humilde hogar de guardabosque en una próspera granja; son páginas dedicadas a excursiones cinegéticas, intercambios comerciales en el pueblo, ocultación de su origen (hijos de un coronel realista) ante las patrullas de puritanos…

Avanzada la narración se cogen nuevos bríos cuando el primogénito viaja a Escocia para unirse al ejército de Carlos II en su intento de restauración monárquica. Son capítulos que evocan el espíritu de los mosqueteros con galopadas, floretes, pistolones, sombreros con plumas y modales cortesanos… incluyendo la batalla de Worcester.

Una novela, en suma, que reafirma la estima en la que tengo a un autor que ya estaba presente en mi biblioteca con tres grandes obras: El buque fantasma, El perro diabólico y Propiedad del rey. Se le considera el precursor de las grandes novelas marítimas de Forrester, O’Bryan o Conrad. Además, fue miembro de la Royal Society y condecorado con la Legión de Honor francesa.

Un gran personaje y un meritorio escritor que merece su recomendación o, siquiera, su descubrimiento.

¡Ánimo, queda menos para el fin del cautiverio!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *